AMIGOS

31 octubre, 2008

RIÑA CON EL COLEGIO

En el patio de mi casa, con Carme L. y Carmen S.

ACTUAL_____2008
Creo que tengo que dar un impulso a estos relatos y terminar ya con esta historia del Tango Azul porque hasta a mí ya me está empalagando.
Aunque todo sigo teniéndolo escrito, voy a relatarlo yo para abreviar, de todas maneras intercalaré párrafadas literales


Desde la primera salida de Julio y mía solos, hubo algunas más en las que caminábamos por el paseo de Ronda con charlas semejantes a la que ya he relatado. El sólo pedía que charláramos y que rezase mucho para que ingresase ese año en la Escuela Naval.


Por entonces las monjas llamaron a mi padre para decirle que no me iban a presentar al examen de Reválida porque no estaba bien preparada. Era lo que solían hacer los colegios para que los resultados se acercaran más al 100% de los alumnos presentados. Mi padre no estuvo de acuerdo y me sacó del colegio para matricularme en el instituto Beatriz Galindo y presentarme por libre a dicho examen. Una vez cumplimentados todos los papeles y cuando ya íbamos camino del instituto, mi padre que sabía leerme la cara como nadie, me preguntó:


"¿Pero tú quieres en verdad dejar el colegio?, me eché a llorar y le dije que no. Desandamos el camino y como si fuera por primera vez entré por aquella puerta con una ilusión nueva. Todavía hoy cuando paso por la calle O'Donnell se me encoje el corazón al ver aquel umbral cruzado por mí durante diez años. Y siento el latigazo de todo lo que recibí entre aquellos muros y la constante interrogación de si habré sabido fructificarlo.

Abril de 1953
Entré en el cole con mi libro de escolaridad y toda la ilusión y M. Santiago me echa un jarro de agua fría: "Bueno, bueno, ahora hace
falta que la Superiora quiera admitirla. No se puede dejar el colegio por las buenas y volver cuando se quiera- Mis compañeras daban saltos de alegría. Fuí corriendo a la capilla donde estaba M. Fernanda (la superiora), ella salió al verme y me dio un abrazo fuerte, fuerte. Y dijo: "hija mía estos son Los siete Dolores y Gozos de San José"
Me metí en la clase y prometí a la monja lo mismo que hice con mi padre, que iba a estudiar como una loca".

"Esta tarde quedé con julio a las 8. No pude estudiar ni hacer nada, sólo mirar las manillas del reloj que no se movían. Todo llega en esta vida y llegó la hora. Al bajar con Carmen al portal porque habíamos estudiado juntas, nos encontramos con Luisa y Eduardo. Me quedé chafada. ¡Ya sabía que ella me lo estropearía todo!. Carmen se enfadó con ella porque quería salir con Julio y conmigo. Al final la convenció y me dirigí , ¡al fin sola! a la esquina del buzón donde Julio me esperaba. Paseamos como siempre y otra vez empezó a hablarme de lo buena que era y que me conservase así siempre porque así haría feliz al marido que tuviera. También dijo que siendo así no tendria mucho exito con los chicos".

Actual________2008
En eso se equivocó pues no fue así en la Universidad y no porque yo cambiase. Siempre me comporté con los chicos tal como era y los tenía a todos como moscas detrás mía. Y no lo digo por vanidad, más bien es un reconocimiento hacia ellos, no recuerdo el más mínimo detalle de sobrepasarse ni siquiera de palabra. Creo que no era fruto de los tiempos, siempre he pensado que el hombre, también ahora, sabe comportarse segun la mujer se comporta. Y ahí radica la importancia de la mujer.

"Luego añadió que no tenía mérito ninguno porque Dios me había hecho así. Volvió a insistir en ir al cine pero yo volví a decir que no. Y entonces dijo: "Cuando ingrese en la Escuela, seguro que si te he visto no me acuerdo, ¡Verdad?. Yo le dije:Eso lo harás tú. El respondió: Ah, claro eso lo haré yo. La verdad es que no entendí lo que quería decir.


Al despedirse añadio: A ver si otro día eres más abierta, ya veo que tenías razón en lo de cerrada. Yo venga a contar cosas y tú nada. Me voy a callar, pero es que cuando congenio con alguien fraternalmente, como ahora contigo, todo me sale instintivamente.
Eso de fraternalmente no me hizo gracia, pero yo creo que juega a despistarme"
" Y ahora Madre mía, te pido por él. Cuídale mucho y haz que cada vez encuentre más fuerza en la Comunión. Haz lo que quieras de mí, pienso tratar mi problema de la vocación en serio. Tú desde el cielo me ayudarás a resolverlo. ¿Verdad que sí?. Dios mío y aunque él se vaya a Marín, haz que se acuerde de mí alguna vez y por lo menos que me escriba algua carta. Bueno lo que interesa es que ingrese en Junio. Por favor Jesús mío no se lo niegues."

Para terminar este capítulo de hoy, transcribo una cursilada de aquellas oraciones mías. La cursilada era la forma que le daba, no la oración que me salía del alma y mejor que en la actualidad.

TERMINA MAYO

Madre de mi vida, Mayo va declinando y al concentrarme hoy en mi misma contemplo lo poco que he hecho por ti en estos días en que todo las flores con su belleza y sus aromas, los pájaros con su melodia de contento y las sonrisas más amplias de los hombres, parece que todo se eleva hacia lo alto en una ofrenda del delicioso amor que mueve nuestros corazones. El mío Madre mía quiere remontarse a las alturas, quiere volar hacia su dueña que eres Tú. Es el único obsequio que tengo, es verdad que no he ido al cine en todo el mes, que he estudiado como nunca y que me he portado mejor. pero ¿esto que es? comparado con todo lo que te debo, poco tan poco que me parece no lo vas a aceptar. Pero mira Virgen mía yo lo hice con toda el alma por Tí. Consuela la pena que te de este corazón tan pequeño, tan ruín, tan desagradecido, pensando que te pertenece desde hace mucho tiempo. Si Virgencita no olvides que ocurra lo que ocurra y pase lo que pase, él te ama cada vez con más fuerza. Mantén Tú mi amor para que con el alma puesta en Tí, ame con el corazón siempre, siempre junto a Tí.
Además vengo como siempre a pedirte algo que ya sabes Tú lo que es. Anda consíguelo Tú de Jesús, anda Virgencina que Julio apruebe ahora. Si aprueba y no se acuerda de mí, no me importa, lo único que quiero es que apruebe. Pero también te pido con más intensidad por Julio I, Madrezuca, que sea otra vez bueno.


Te quiere más que a nadie, Militos



.

2 comentarios:

amor dijo...

con el frío de este noviembre, militos, da gusto respirar un poco de mayo aquí

bs

s

Militos dijo...

Gracias Santi y a mi me da gusto verte aquí, entre mis recuerdos. Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...