AMIGOS

28 diciembre, 2008

IRÚNADA I I

No me resisto a poner esta viejísima fotografía de mis padres, por la calle Narvaez, porque con las sandalias azules y el bolso a juego que lleva mi madre he jugado de niña muchas veces. Es curioso, me parece estar escuchando el ruidito que hacia el cierre del bolso cuando lo abría y cerraba para jugar a ser mayor.





El 19 de diciembre pudimos celebrar nuestra Irunada segunda. Esta vez tardamos un poco más en fijar la fecha por necesidades de cada uno, pero al fin logramos ponernos de acuerdo todos los hermanos. Es algo impagable que los seis tengamos esa ilusión por estar juntos y aunque, entre reunión y reunión, unos hablamos con otros o nos vemos e intercambiamos noticias del resto, sin embargo, vernos las caras todos a la vez nos brinda esa sensación maravillosa de encender la llama de nuestra madre y nuestro padre que cada uno lleva en su interior. Contemplar el fuego que aún desprenden, todas a la vez, es traerlos de nuevo a nuestro lado y frenar la máquina del tiempo por unas horas, justo las que permanecemos juntos.

Como la última vez, celebramos la Irúnada en casa de Mary Carmen, la quinta de nosotros y la única que quedó viuda. Su marido Dino, Bernardino Beotas, murió hace tres años de un cancer al que resistió durante algo más de cinco, en un proceso ejemplar de lucha y adaptación exterior e interior a la enfermedad. Se nos fue santificado y santificando con su ejemplo a los demás.Mi hermana y él se conocieron en la Facultad de Económicas donde los dos estudiaban la carrera y su matrimonio llegó, tras los altibajos propios de la vida en común y el amor, a un acoplamiento perfecto. Hace ya algunos años, mucho antes que su enfermedad, mi hermana me comentó: "Y pensar que estuve a punto de divorciarme y ahora no podría vivir sin él". Esta es la lucha por la vida que tantos deberían emprender desde el primer día de unión matrimonial. Difícilmente será esto posible en la actualidad con esa nefasta aprobación del divorcio exprés donde se rechaza la más leve oportunidad de reencuentro en personas que se amaron, establecieron entre ellas ese lazo de unión que debería ser eterno. No, hoy lo que les va al hombre y a la mujer es tirar por la calle de en medio al menor tropiezo. ¿Para qué salvar el amor?. Incapaces son de valorar ni apostar por lo que se convertirá, superando etapas, en lo más grande que tienen los que se amaron una vez y volverían amarse año tras año hasta el final de sus días, si esa prontitud en romper no se les facilitara de manera obsesiva.



Mi hermana Carmina, como así la llaman desde que Dino lo hiciera, ha echado sobre sí ser el alma mater de nuestros encuentros. Ella pone el lugar y pone las viandas. Sus manos, que deslizan pinceles sobre los lienzos con esa inspiración envidiable que me hace detener, horas si me dejáran, frente a cada nuevo cuadro con el deseo de plasmar en historias sus figuras y colores, son también creadoras de arte culinario del que los demás aprendemos. Hasta José luis, el Pepín que se volvió cartagenero, toma recetas para sorprender en Cabo Palos a sus amigos marinazos con los menús plagiados a nuestra anfitriona. Ella, la artista de los alimentos y las pinturas, sólo recibe el pago de nuestro disfrute y alabanzas.



Una vez que yo daba por sentado que comenzaríamos la reunión con las evocaciones de nuestro primeros años juntos, sin previo aviso se trastocó el orden del día. Lo primero que saltó a la palestra esta vez, fue la política, sin necesidad de copa ni puro. Claro índice de lo mal que anda por estos lares la conducción del pais. A borbotones, sapos y culebras salían de nuestros labios. No librábamos a nadie. Y seguimos siendo de derechas, pero ¿ queda alguién de derechas en España? Ministros, oposición, pero ¿existe oposición en España?.La benjamina de la familia, Ana, la que fuera Excelencia por años en el colegio por sus notas y conducta, con aquella banda ancha, azul y blanca que pareciera la bandera argentina, todavía activa funcionaria del Estado tuvo mucho que contar y cortar de su nuevo destino:



Ministerio del Medio Ambiente y Ministerio Rural y Marino.No hay quien entienda a nuestros gobernantes. Por un lado crean ministerios, cargos y estatutoss autonómicos que dividen a "troche y moche" y por otro de una sentada fusionan Agricultura, Pesca, Biodiversidad, Agua, Alimentación Costas, Medio Ambiente y etc... en uno sólo. Disparate inigualable que conduce al desorden y al caos. Da lo mismo, todo se soluciona con Secretarías y Subsecretarías:
_Secretaría de Estado del Cambio Climático_
_Secretaría de Estado del Medio Rural y Agua
_Subsecretaría del Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Y etc...etc...
Ana trabaja a las órdenes inmediatas de una Directora General, de treinta y seis años, cuyo nombre no escribo para que no trascienda con perjuicio para mi hermana. Concretamente su destino se encuentra en las llamadas Asociaciones del Agua y como es de suponer todas los trabajos y resoluciones, en este tema tan controvertido del Agua en España, en los que el dinero corre generosamente, recae sobre los hombros, la inteligencia y voluntad de trabajo de la pequeña de la familia. Y cuando digo todo, estoy exagerando porque hay algo que Ana no puede resolver por su cuenta y es nada menos que la firma de la de los treinta y seis años. Ese supremo esfuerzo de estampar nombre y garabato sobre papeles y papeles que ni siquiera son leídos, corre a cargo de la Directora General quien de esta manera tan simple se hace merecedora de un suculento salario.
Si la funcionaria no fuera como es, podría cometer todas las pifias del mundo que Martita, vaya por Dios ya se me escapó parte de su identidad, las firmaría con todo rigor profesional.


Cuando Ana dejó de ponernos al día en las irregularidades de su departamento, apareció la CRISIS en boca de todos, ¡inevitable! cada hermano aportábamos un hijo en paro reciente. La culpa era nuestra por haberles dejado estudiar carreras como Económicas, Arquitectura, Informática...Los padres somos siempre los culpables ¿Por qué a nadie se le ocurrió que estudiasen para Ministros y "Ministras" socialistas?, yo que, a pesar de ser la segunda soy la más ingenua, pregunté: ¿Pero dónde se estudia eso? : Por lo menos reimos todos a una.



La comida fue simplemente espléndida. Esta vez, a petición del clan Irún, se trató de un típico y delicioso Cocido Madrileño con todos sus requisitos de la mejor calidad. Para quien ignore la composición de este plato amplío la información diciendo que consta de cuatro platos a saber:
Se comienza por la sopa de fideos, elaborada con el caldo donde se cocieron todos los componentes del cocido, es decir: garbanzos, chorizo, morcilla huesos de jamón y carne, tocino, morcillo de ternera (puede que olvide algo). A parte se cuece repollo y patatas que se rehogan al gusto. Todo se sirve sucesivamente o agrupado por materias similares.
El almuerzo resulta contundente por lo que yo pensé que la política vendría a continuación del cocido, pero mis hermanos siempre me sorprenden.



Terminada ésta, iniciamos nuestra tanda de recuerdos, esta vez ilustrados por fotografías, la mayoría en blanco y negro que aparecieron en una gran caja el día que vendimos la maravillosa casa de mis padres en San Francisco de Sales. Ësta fue la tercera de sus viviendas. Aquel edificio aún hoy me produce nostalgia cuando paso delante suya aunque ni compararlo con el de O'Donnell o el mismo Jorge Juan, en los que viví como hija soltera. Construido por la Diputación Provincial para sus funcionarios y adquiridos sus pisos por módica cantidad de pesetas; ¡adoradas pesetas españolas! que nada tiene que ver con los euros europeos. Pesetas, donde se leía una sin par leyenda, bajo el rostro de quien nos libró del comunismo que hoy nos gobierna: "Caudillo por la Gracia de Dios". Dicho esto, me vienen a la memoria algunas de las personas célebres que habitaron esas viviendas y que al cabo de los años me pregunto porqué causa accederían ellas a las mismas si no eran propiamente funcionarios. Por ejemplo, en el mismo portal de mi padre vivía Don Julio Iglesias, padre del cantante, quien aparte de sus enamoradizos ligues acudía acompañado siempre de dos corpulentos escoltas que ocupaban los sillones del lujoso portal mientras el doctor Iglesias permanecía en la casa. En la puerta de al lado de mis progenitores, con alguna frecuencia, aparecían también guardianes que se encargaban de la seguridad de su majestad borbónica a quien, através de las paredes, se le escuchaban conversaciones y demás con anónimas damas de las que sólo se descubría el color de sus cabellos, al salir y entrar del ascensor, con preferencia morenos. Ciertamente aquellas viviendas eran muy entretenidas.
El más valorádo por nosotros era Antonio, el portero, de esos porteros, cuando no existían los automáticos, que sabían hacer de todo y además se brindaban a hacerlo. Cuando mi madre falleció y mi padre decidió que no nos metiéramos nadie en su vida doméstica, él, que nunca movió una silla, aprendió a cocinar y a manejar la casa como si se tratase de la Teoría Económica de Castañeda. Nosotros accedimos porque contábamos con el respaldo de Antonio, a cuyos hijos mi padre enseñó matemáticas, como había hecho con nosotros y sus nietos, por si algo le ocurría.



Cual sería el valor arquitectónico de aquellos edificios, cercanos a la Plaza de Cristo Rey, que en el que hacía esquina con Guzmán el Bueno residieron otros que tampoco eran funcionarios, como la nieta de Franco, Carmencita y Julio Iglesias hijo. Allí dicen que intimaron Isabel Preysler y Carmen Martinez Franco, siendo ésta última la que civilizó a Isabel enseñándola a ducharse a diario y otras mañas refinadas.

Todas estas rememoranzas recordaba yo cuando las fotografías iban pasando de mano en mano. ¿Este quién era? ¿Ésta donde se realizaría? ¡Qué guapa era nuestra madre!, ninguna la hemos igualado. ¿Recuerdas este traje? Recuerdos y más recuerdos. Otro día contaré algunos, hoy me he extendido demasiado y se me ha hecho tarde.



Al despedirnos insistimos en que la próxima Irúnada se hiciera en otro lugar para no cargarlo todo en Carmina, pero su respuesta fue:

"La siguiente os voy a cocinar algunas cosas de las que hacía nuestra madre". Todos callamos y fuera de los jardines comentamos: "Realmente tenemos que dejarla disfrutar de esta manera"

ALGUNAS DE LAS FOTOGRAFÍAS


MI PADRE CON ALGUNOS DE SUS AMIGOS MILITARES. Abel Barahona (pelo blanco). Todos testigos de nuestras bodas.



Mi hermano Goyo con Carmina, guapos y con estilo. Al salir de la fiesta de Ingenieros de Minas donde mi hermana se puso de largo, como se decía entonces. Aunque va de corto.




Verano familiar en San Fernando. Mi madre, Carmina y parte de mis hijos. La de rojo soy yo cuando sólo tenía seis hijos y treinta y tres años.




11 comentarios:

Terly dijo...

Me ha hecho gracia que a la reunión de todos los hermanos la llaméis la Irunada porque nosotros que también hemos sido séis (ahora cinco desgraciádamente) nos reunimos todos los años y a esa reunión la llamamos la Romerada. Esas reuniones, a pesar de los años que tenemos ya cada uno, nos hace sentirnos como en el hogar paterno y actuamos con las mismas bromas y chirigotas que lo hacíamos cuando éramos niños.
La fotografía con los Tenientes Coroneles, también me trae recuerdos ya que en mi familia siempre había alguno.
Como siempre tus post de Noray, enganchan.
Un beso.

Militos dijo...

Querido Terly: lo que estoy comprobando es que tú y yo tenemos una vida y unos recuerdos muy parecidos, yo diría que iguales.
Qué gracia lo de la Romerada, ya te digo iguales.
Nosotros, como tú, también sentimos que hemos vueñto a casa, cuando nos reunimos.
Bueno te dejo porque ya estoy llorando. Es que tengo unas Navidades más tontas Terly...
Un beso con mi cariño

JAVIAN URGULLOHISPANICO HISPANEANDO ESPAÑA dijo...

Yo diria Terly, que le felicito el año y al resto de lectores, que más que enganchar, gratifica, alienta, y da un aire de confor leer a Noray, que se le olvidan a uno por unos momentos los desatinos de la jornada.
Gracias Militos, aportas mucho con la elegancia y el buen gusto que tratas cualquier asunto, me siento bien dando una vuelta por este blog.
Te dire que es como la brisa soñada, distinta a la real y cruda, es como escuchar lo que uno quiere oir en sus sueños, es como ver una vida tan paralela a la que a todo el mundo le gustaria tener o tiene en lo similar, con la dulzura en sus manifestaciones, solo propia de aquellas mentes dotadas por un don de Dios, que es más intensa y pura con el dia a dia, dando en este blog, el gozo a los lectores de tranquilidad y buenas sensaciones.
Fijate que pase al despacho a una cosa y me enganche.
Gracias Militos.
FELIZ AÑO PARA TI LOS TUYOS Y TUS AFORTUNADOS LECTORES.
JAVIAN

Julio dijo...

Gracias Terly y Javian por vuestra amistad y por hacer revivir a Militos sus maravillosos años.
Yo me encuentro muy orgulloso de ella y agradezco a nuestro Señor y Dios que la cruzara en mi camino.
Feliz Año,campeona. DUC IN ALTUM.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hay que recordar ese pasado tan bueno!! Felicidades y con su permiso te sigo!!

67daniel dijo...

¡Te falta la foto de Mendiondo!

Un beso y gracias por todo, incluídas cena, ese par de orejas tuyas que sí que escuchan y esa facilidad casi endémica que tienes de hacer que otros hablen mientras tu escuchas atenta y pacientemente.

Feliz 2009 desde tierras vicálvaras.

Daniel.

P.D. ¡Se apreciaría un post sobre la sesión de karaoke de Fin de Año!

Militos dijo...

Alter: me alegra que me hayas encontrado aquí.
Un abrazo y feliz año

Militos dijo...

Daniel: ¿Has visto que chiquitito y guapo estabas en la playa. A lo mejor no te reconoces, pero eres el que tengo de la mano.
Lo que dices de escuchar, tú sabes que para mí es un gozo que me contéis vuestras cosas y esas novedades culturales que siempre me traes tú.
Gracias a tí, de acuerdo pensaré lo del post del caraoque familiar.
Un beso muy grande

Militos dijo...

Dany: la foto de Mendiondo como jugador del Atleti, la he dejado para otro post. Ya sanes que este era punto y aparte.
Un beso

67daniel dijo...

Regreso para apuntarme la receta del cocido. Quién sabe, tal vez si le añado un toque sajón lo mismo hasta me lo agradecen los dos vástaguillos británicos.

Te envío el enlace a la Fábrica de Sombras: http://lafabrica1.blogspot.com/

Un beso y hasta... ¡hoy mismo, supongo!

amor dijo...

qué vida tan diferente ahora, ¿verdad?

a veces no acabo de entender cómo te puede gustar tanto lo mío, con lo radical que soy en algunas cosas

un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...